BOSQUE DE GALICIA

 

 



    En Botánica, los bosques, como cualquier comunidad vegetal, se denominan por el nombre de la planta más representativa, seguido de otra que también sea característica.
    Como se aprecia en el mapa,   prácticamente en toda Galicia, los bosques están formados por árboles del género Quercus, siendo el más abundante, (más de las tres cuartas partes), el carballo: Quercus robur.
    Podemos así decir que casi la totalidad de los bosques gallegos son carballeiras.

Las sierras luguesas de Os Ancares y O Courel, que rematan el extremo oriental de la Cordillera Cantábrica; y los macizos de Manzaneda y Pena Trevinca en la provincia de Ourense, son las zonas más sobresalientes para la práctica del turismo de montaña en Galicia.

SIERRA DE OS ANCARES

Se extiende por los municipios lucenses de As Nogais, Becerreá, Cervantes, Navia de Suarna y Pedrafita do Cebreiro. Varios de sus picos sobrepasan los 1.800 metros de altitud. Por la variedad de su flora, que aún conserva vegetación autóctona, la sierra de Os Ancares es hábitat y refugio de una fauna de enorme interés; algunas de sus especies gozan de especial protección, como el urogallo, que tiene en estos bosques el límite más occidental de su distribución. En la Reserva Nacional de Os Ancares, con una extensión de 7.977 hectáreas, convive un amplio espectro de mamíferos y aves. Muchos sobreviven gracias al amparo de los acebales, únicos árboles que conservan, durante todo el año, la hoja y el fruto.

Para los amantes del senderismo, Os Ancares brindan una inusitada variedad de paisajes: adentrándose en bosques, remontando cumbres o recorriendo el curso de los ríos hasta sus fuentes. Campa da Braña o el albergue del Club Ancares son dos puntos de partida idóneos para excursiones.

Pero además de naturaleza, esta zona de montaña ofrece estilos de vida y aspectos antropológicos de interés único en las construcciones, costumbres y tradiciones de sus aldeas, como las de Vilarello, Donís o Piornedo. Este último, en el municipio de Cervantes, ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico y conserva la más importante agrupación de pallozas (edificaciones prehistóricas de planta ovalada, construidas a base de piedra, madera y paja de centeno, y con destino a vivienda, establo y almacén).

Otros lugares de interés son Pontes de Gatín, con su puente medieval que según la leyenda fue construido por el diablo; Donís, con su hermosa iglesia y retablo renacentista; el impresionante castillo de Doiras; o Vilarello y Eirexa, donde parece ser que tuvo origen el linaje de Miguel de Cervantes. La visita no quedaría completa sin acercarse a Navia de Suarna, con su viejo castillo y su puente medieval de diecisiete metros de luz.

ACCESOS: La carretera N-VI (y la nueva autovía A-6) se acerca a la zona. Desde León, en Ambasmestas, se aparta hacia Doiras, que está a 11 kms de Degrada, pórtico de entrada a la Sierra. Desde Lugo se deja la N-VI en Becerreá para tomar la carretera de Navia hacia Liber, desde donde se podrá elegir entre dos direcciones para entrar en Os Ancares.

SIERRA DE O COUREL

Desde el punto de vista geológico, O Courel es la más completa de las sierras gallegas. La laguna A Lucenza es un buen exponente de una pasada presencia glaciar en la zona. Las dos tendencias climáticas, eurosiberiana y mediterránea, que confluyen en estos parajes, y su relieve de cumbres y valles abrigados, conforman una vegetación sorprendentemente variada y exuberante: dehesas pobladas de robles, tejos, hayas, avellanos, acebos, capudre y otras muchas especies. Al igual que en Os Ancares, O Courel alberga en sus bosques una rica fauna, y sus ríos (Lor o Soldón, entre otros), son famosos por sus espléndidas truchas.

O Courel presenta también un singular interés etnológico, con aldeas apiñadas, de clásica construcción cerrada, con sus típicas paredes pardas y tejados de pizarra de grandes aleros.

RECORRIDOS Y LUGARES DE INTERÉS: desde la localidad de Seoane, excursiones a la laguna de A Lucenza, Devesa de Rogueira, o el extraordinario paisaje del Valle de Visuña con sus afloraciones marmóreas. Desde Folgoso, visita a la aldea medieval de Froxán, a lo largo de un trayecto apto para el mejor safari fotográfico. Digno de visitar es el castro de Vilar, enclavado en un promontorio rocoso cuyas paredes descienden verticales sobre el río Lor. Y para los montañeros: Formigueiros, Piapaxaro y Faro ofrecen ascensiones por parajes de impresionante belleza.

ACCESOS: Existen dos formas de penetrar en la zona. La primera, desde la carretera N-VI, desviándose en lo alto del puerto de Pedrafita en dirección a Hospital. De esta forma visitaremos O Cebreiro, hito importante en el Camino de Santiago, destaca por su santuario (en él se conserva el Santo Grial, cáliz del siglo XII inspirador de mitos y leyendas de alcance europeo), el conjunto de pallozas y el museo etnográfico. El otro acceso parte de la C-533 A Gudiña-Lalín a su paso por Quiroga. Desde este punto, la LU-625 conduce a Hospital.

MACIZO DE MANZANEDA

El Macizo de Manzaneda es una de las más amplias extensiones montañosas, localizada en la zona suroriental de la provincia de Ourense y constituida por la trilogía Manzaneda-Queixa-Invernadeiro. Se trata de un abrupto territorio y con altitudes en algunos puntos superiores a los 1.700 metros, con abundantes masas forestales. La solitaria sierra de Queixa está constituida por las formaciones geológicas más antiguas de la Península Ibérica. Los montes de O Invernadeiro (decladados Parque Natural) integran una zona de singular valor paisajístico por la presencia del acebo, con refugios de caza y pesca.

Este Macizo es una región montañosa aislada por profundas depresiones fluviales y tectónicas como las de los ríos Sil, Laza, Maceda, Cambia o Bibei, este último con un singular curso encajonado. Secretos cañones fluviales y centenarios monasterios forman los límites orientales de este espacio. Sierras como la de Fial das Corzas, la de San Mamede, o el monasterio cisterciense de Montederramo, bañado por el río Mao Este conjunto de sierras dilatadas, de cumbres planas, viejo relieve glaciar y perdidos valles, compone una de las zonas más salvajes de toda España y Portugal.

ACCESOS Y LUGARES DE INTERÉS: Se accede al macizo de Manzaneda a través de la carretera autonómica C-536. El punto básico de referencia es la localidad de A Pobra de Trives, con desviaciones por carreteras comarcales a los siguientes lugares enclavados en el corazón y al pie del macizo: a 6 kms, el monasterio de Sobrado de Trives. A 9 kms, Manzaneda, conjunto urbano medieval; complejo turístico-deportivo de la Estación Invernal de Cabeza de Manzaneda, a 1.778 metros de altitud. Es la única estación de esquí de Galicia. A 20 kms, Chandrexa de Queixa, paraíso de pescadores, muy próximo al embalse del mismo nombre. Continuando por la C-536, los codos de Larouco, el puente romano de Bibei, y a 23 kms de Trives se encuentra Freixido, desvío por la C-533 que enlaza con la 525 en A Gudiña. En el km 39, ramal de descenso de las Ermitas, famosísimo santuario en el fondo del barranco. Finalmente, la capilla de Vía Crucis, en el camino paralelo para peatones, a 32 kms de Freixido; y en la confluencia de los ríos Camba y Bibei, la villa de Viana do Bolo, con su plaza mayor, iglesia parroquial y castillo.

MACIZO DE TREVINCA

Salvaje y desconocido, el Macizo de Trevinca se encuentra entre las provincias de Ourense, Zamora y León. Trevinca representa el dominio de la tundra de alta montaña. Comprende las comarcas naturales de Sanabria, La Cabrera (en Zamora y León) y las ourensanas de O Bolo y Valdeorras. Coronada por cumbres que superan los 2.000 metros, el techo de Galicia se haya en Pena Trevinca con 2.124 metros. Las sierras de O Eixe y de Segundera son el área más despoblada de Galicia. Otros lugares de interés son las pequeñas lagunas de Serpiente y de Ocelo, los bosques autóctonos en el fondo de algunos valles, o el llamado Teixedal de Casaio, probablemente el mejor bosque de tejos del sur de Europa.

La fauna es variadísima, y es enorme la riqueza piscícola de sus ríos trucheros y de algunos lagos. Los picos de Peña Negra, Picón, Trevinca Norte y Sur son propicios para el montañismo y la escalada, todos ellos superan los 2.000 metros. Trevinca ofrece además excepcionales condiciones naturales para el deporte de la nieve, presente hasta avanzada la primavera. Las pistas son muy numerosas, algunas con descensos de hasta 600 metros de desnivel.

ACCESO: Las comunicaciones dentro de esta zona son escasas. El acceso puede hacerse por ferrocarril hasta las poblaciones de O Barco y Sobradelo, que son puntos base para desplazarse a los montes de Trevinca. Por carretera se accede a la zona de Fonte da Cova por la C-536 hasta Sobradelo de Valdeorras, donde parte la que llega hasta Casio-Chao de Veiga y desde aquí otra que sube a Fonte da Cova, corazón de la montaña.

inicio.gif (3310 bytes)